Buscar este blog

sábado, 4 de abril de 2009

Guerrero de luz...

Independencia emocional 

 

«Al principio de nuestra vida, y una vez más cuando envejecemos, nos hacen falta la ayuda y el cariño de los demás. Desgraciadamente, entre estos dos periodos de nuestra vida, durante el tiempo en el que somos fuertes y capaces de cuidar de nosotros mismos, descuidamos el valioso cultivo del cariño y de la compasión. Puesto que nuestra propia vida comienza y termina con necesidad de afecto, ¿no sería mejor que practicásemos la compasión y el amor hacia los demás mientras somos fuertes y capaces?»

La cita es del actual Dalai Lama. Es verdaderamente curioso observar cómo nos enorgullecemos de nuestra independencia emocional. Aunque, claro está, tal cosa sea muy cuestionable: seguimos necesitando a los demás durante toda nuestra existencia, sólo que resulta “vergonzoso” demostrarlo, y entonces preferimos llorar ocultamente. Y si alguien nos pide ayuda, es que se trata de un sujeto débil, de alguien incapaz de controlar sus sentimientos.

Hay una ley no escrita que dice que “el mundo es de los fuertes”, y que “sobrevive apenas el más apto”. Si esto fuese cierto, la especie humana no habría podido subsistir, pues sus individuos necesitan protección durante un largo periodo de tiempo (los especialistas dicen que apenas podemos valernos por nosotros mismos después de los nueve años de edad, mientras que una jirafa lo consigue en ocho meses como máximo, y una abeja alcanza su independencia en menos de cinco minutos).

Estamos en este mundo. Por lo que a mí respecta, yo sigo – y seguiré siempre – dependiendo de los demás. Dependo de mi mujer, de mis amigos, de mis editores. Dependo incluso de mis enemigos, que me ayudan a permanecer siempre adiestrado en el uso de la espada.

Desde luego, hay momentos en los que este fuego avanza en otra dirección, pero yo nunca dejo de preguntarme: ¿Dónde están los otros? ¿Acaso me aislé demasiado? Como a cualquier persona sana, también me hace falta la soledad, el tiempo de la reflexión.

Pero esto no debe convertirse en un vicio.

La independencia emocional no conduce absolutamente a ninguna parte – a no ser a una pretendida fortaleza, cuyo único e inútil objetivo es impresionar a los demás.

La dependencia emocional, por su parte, es como una hoguera que encendiéramos.

Al principio, las relaciones son difíciles. De la misma manera, con el fuego hay que conformarse primero con el desagradable humo, que dificulta la respiración y arranca las lágrimas. Sin embargo, una vez encendido el fuego, el humo desaparece, y las llamas lo iluminan todo, transmitiendo calor, calma, y, de cuando en cuando, haciendo saltar alguna brasa que nos quema, pero que también anima nuestra relación. ¿No están de acuerdo?

Esta columna empezaba con una cita de un premio Nobel de la Paz defendiendo la importancia de las relaciones humanas. Concluyo ahora con unas palabras del profesor Albert Schweitzer, médico e misionero, que recibió el mismo premio Nobel en 1952:

«Todos hemos oído hablar de una dolencia de África Central conocida como enfermedad del sueño. Lo que tenemos que saber es que existe una enfermedad muy similar que ataca al alma, y que es muy peligrosa, porque se desarrolla sin ser detectada. Al notar el menor síntoma de indiferencia y de falta de entusiasmo ante los demás, hay que hacer saltar las alarmas.

»La única manera de prevenirse contra esta enfermedad es entender que el alma sufre, y mucho, cuando la obligamos a vivir superficialmente. Al alma le gustan las cosas bellas y profundas».

 

Feng Shui del amor y el poder ...!

Consejos para armonizar tu hogar y abrirle la puerta a estas cualidades tan preciadas...

Básicamente se trata de una división del espacio en nueve zonas, cada una con un significado diferente, que sirve para conocer la mejor ubicación para las cosas. 

Para aplicar este esquema a un ambiente, imagínate que divides su superficie en nueve cuadrantes iguales: obtendrá un cuadrante central y nueve periféricos, más o menos así: 

    1. Area del romance: es la esquina derecha más alejada de la puerta. esta área expresa la calidad de los afectos y la relación de pareja. Trata de representar aquí tu relación de pareja mediante fotografías o recuerdos. Si no tienes pareja, entonces busca para éste sector un objeto o figura que represente tu ideal de pareja. O mejor aún, dos objetos: dos plantas que crezcan juntas, una escultura que represente una pareja, un florero con dos flores frescas o al menos, un cuadro con dos trazos de colores complementarios.
    2. Area del poder: es la esquina izquierda más alejada de la puerta. corresponde ubicar en este sector aquello que consideremos más valiosos o importante, mejor dicho, aquello que nos haga sentir a nosotros valiosos e importantes.  Coloquemos en este sector objetos que representen nuestros más importantes éxitos: diplomas, trofeos, premios, fotografías de momentos importantes o de nuestros seres más amados. esta es el área de la autoestima, es el momento de recapitular todo lo bueno que nosotros mismos hemos hecho. Habitualmente esta área se ha relacionado con la prosperidad y el dinero y muchas veces se recomienda poner aquí objetos que representen dinero, tales como plantas con hojas redondas como monedas. Entendamos que la prosperidad parte siempre de reconocer los propios logros. Ser capaces de apreciarnos a nosotros mismos es equivalente a decir a los demás que somos dignos de crédito. ¿Quiénes son los que ganan mucho dinero? los que conocen sus virtudes, las aceptan y saben sacar provecho de ellas. apreciémonos, y el mundo nos apreciará y nos retribuirá por ello.
    3. Area de la comunidad: este es el sector ideal para colocar todo aquello que representa una conexión con la comunidad en la cual vivimos: el televisor, el equipo de audio, el computador que se conecta a la Internet. Todos estos elementos son puertas que se abren hacia un exterior virtual, que nos permiten comunicarnos e integrarnos al cuerpo social que nos cobija.
    4. Area de las creaciones: el área de las creaciones tiene que ver con lo que nos trasciende, con el legado que dejamos. Aquí nos comprometemos con la posteridad, vertemos nuestra energía hacia fuera, en cosas que beneficiarán a otros aún cuando nuestra existencia física haya terminado. Estamos sembrando, pero no para nosotros, sino para los que vendrán: nuestros hijos, nuestros nietos, nuestros protegidos.
    5. Area de la amistad o empatía: es el sector del ambiente que encontramos inmediatamente a la derecha de la puerta de entrada. Expresará la forma en damos la bienvenida a los que ingresan allí: un bello paisaje, un perchero, un paragüero, son elementos adecuados para este lugar. “Ama a los demás como te amas a ti mismo, no hagas tú a los demás lo que no quisieras que te hagan a ti mismo, trata a los demás como quisieras que te trataran a ti mismo” son los fundamentos del área de la empatía.
    6. Area de la sabiduría: es el sector del ambiente inmediatamente a la izquierda de la entrada. La sabiduría no es simplemente información, es el tesoro de la experiencia, de la capacidad de comprender. Coloca en este lugar los libros o las fuentes de información que representen para ti las lecciones más preciosas de tu existencia.
    7. Area del futuro: esta área nos conectará con nuestras aspiraciones para el futuro. Busquemos una imagen, un objeto, que represente aquello que deseamos para nuestro futuro, que represente nuestra meta. ¡Podemos elegirlo libremente! Emerson decía “ten cuidado con lo que desees, por que eso es lo que conseguirás”. Hagamos una selección cuidadosa, nunca dejemos este lugar vacío o lleno de desorden y confusión.

   

© EnPlenitud.com - Feng Shui del amor y el poder

Felicidades en este dia tan especial para todos ustedes.....!

Guerrero de luz...


Desafiando al maestro 

 

¿El pájaro está vivo?

El joven estaba concluyendo su periodo de preparación, y muy pronto pasaría a enseñar. Como todo buen alumno, necesitaba desafiar a su profesor, y desarrollar su propia manera de pensar. Así que capturó un pájaro, lo agarró con una mano, y lo llevó hasta él:

-Maestro: ¿este pájaro está vivo o muerto?

Su plan era el siguiente: si el maestro dijera “muerto”, él abriría la mano y el pájaro se echaría a volar. Si la respuesta fuese “vivo”, él lo aplastaría entre los dedos. De esa manera, el maestro siempre estaría equivocado.

-Maestro, ¿el pájaro está vivo o muerto? – insiste.

-Mi querido alumno, esto va a depender de ti – es el comentario del maestro.

 

El aprendiz indeseable

-No tenemos puertas en nuestro monasterio –le comentó Shantih al visitante.

-¿Y qué pasa con las personas inoportunas, que vienen a perturbar la paz del lugar?

-Las ignoramos, y acaban marchándose.

-¿Nada más? ¿Y eso da resultado?

Shantih no respondió. El visitante insistió algunas veces más. Viendo que no obtenía respuesta, resolvió partir.

“¿Has visto como sí que funciona?”, se dijo Shantih, sonriendo.

 

El yogui y el loco

Nasrudin, el maestro loco de la tradición sufí, pasa frente a una gruta, ve a un yogui en plena meditación, y le pregunta lo que está buscando.

-Observo los animales, y he aprendido de ellos muchas lecciones que pueden transformar la vida de un hombre – dijo el yogui.

-Enséñame lo que sabes, y yo te enseñaré lo que aprendí, pues, en cierta ocasión, un pez me salvó la vida – responde Nasrudin.

El yogui se queda asombrado: si un pez salvó la vida de aquel hombre, debe tratarse sin duda de un santo. Decide, por tanto, enseñarle todo lo que sabe.

Cuando termina, le dice a Nasrudin:

-Ahora que te he enseñado todo lo que sé, sería para mí un honor escuchar la historia de cómo un pez te salvó la vida.

-Fue sencillo. Yo estaba casi muriéndome de hambre cuando lo pesqué, y gracias a él conseguí sobrevivir tres días.

 

Iluminación en siete días

Buda afirmó frente a sus discípulos: el que se esfuerza, puede alcanzar la iluminación en siete días. Si no lo consigue, sin duda lo logrará en siete meses, o en siete años.

Un joven se propuso conseguirlo en una semana, y quiso saber cómo debía actuar. “Concentración” fue la respuesta.

El joven empezó a practicar, pero diez minutos más tarde ya se había distraído, y consideró que no estaba perdiendo el tiempo, sino habituándose consigo mismo.

Un buen día decidió que no era necesario llegar tan rápido a su meta, pues el camino le estaba enseñando muchas cosas.

Y fue en este momento cuando alcanzó la iluminación.

Búsqueda personalizada
Se ha producido un error en este gadget.

Interpretación de sueños

Seguidores

Votacion en Ojo Mistico

Votar por mi sitio.

Se ha producido un error en este gadget.

Biorritmo

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

World Clocks

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Has podido encontrar notas interesantes?

Loading...

Datos personales

Cali, Valle del cauca, Colombia
Para todos ustedes con mucho cariño..... Disfruten este sitio...