Buscar este blog

miércoles, 15 de octubre de 2008

La Oracion... Nuestra llave magica...

La oración es una manera de vivir, un modo de ir por la vida con paz en nuestros corazones. La oración es una herramienta que usamos para construir nuestra conciencia de Dios en nosotros y acercarnos más a Dios. Y es esta conciencia de Su presencia que nos mantiene serenos y centrados en momentos de desafío.

La Inspiracion del Todopoderoso...

“Ciertamente espíritu hay en el hombre,y el soplo del Omnipotente lohace que entienda.”
–Job 32:8

Toda sabiduría e inteligencia tienen su origen en Dios, porque Dios es sabiduría. Dios en ti como sabiduría vive. Y esa sabiduría es poderosa y te revela una verdad que ya conoces.
La sabiduría de Dios en ti te enseñará todo si te entregas a Su instrucción. Cuando enfrentes un reto acude a la sabiduría de Dios en ti, y la respuesta te será revelada. A través de tu unidad con Dios, eres uno con Su sabiduría, Su comprensión, Su discernimiento. Cuando conscientemente abres tu mente y corazón a Su sabiduría, nuevas ideas fluyen a tu mente y tu comprensión aumenta.
No se requiere una educación avanzada para poder entender las leyes de Dios. La verdadera comprensión no está basada en los conceptos intelectuales. Viene claramente a todos los que abren la mente a las ideas divinas, y a los que dejan que en sus corazones reine sólo el amor y la compasión para los demás y sus almas estén gozosas y afianzadas en la comprensión de que Dios nunca falla.
Busca gozosamente instrucción en la sabiduría divina que está en ti. Agradece los conocimientos adquiridos de libros, maestros y otras fuentes, pero recuerda que tu conocimiento no depende solamente de ellos. Eres capaz de aprender y buscar consejo de la sabiduría de Dios que está en ti.
Desecha toda ansiedad o preocupación por alguna situación o condición. Deja que la luz de Dios actúe en el asunto que te preocupa. Presencia Su poder salvador que se te revela como luz e inspiración.El Espíritu de Dios en tu ser es la luz de tu vida. Por lo tanto, tu vida está llena de luz, tu mente se ilumina con la inspiración del Todopoderoso, tu corazón brilla con Su amor.
Cuando nosotros, tus amigos en Silent Unity, afirmamos para ti la palabra de luz, vemos que la luz, el amor y la inteligencia de Dios te iluminan porque sabemos que Su luz brilla en ti, para ti y a través de ti para bendecir el mundo.
No hay error en la inspiración del Espíritu. Sabes esto porque Su inspiración es clara, lógica, inteligente, práctica y edificante. Puedes adaptarla a tu trabajo para perfeccionarlo, para resolver tus problemas rápida y satisfactoriamente, y para controlar tus sentimientos. A medida que sigues la inspiración que Dios te da a través de Su Espíritu, serás dirigido por caminos de rectitud, paz y abundancia.

Oraciones y afirmaciones por Guia...

Oraciones y afirmaciones de guía:

Oraciones de guía
Dios, agradecidamente acudo a Ti, por guía. En la quietud de mi corazón puedo percibir Tu sabiduría y sé qué hacer.
Querido Dios, Tu amor llena mi corazón y Tu luz guía mis pasos. En todo lo que hago Te reconozco y doy gracias por Tu sabiduría, fortaleza y paz.
Consciente de Tu presencia constante en mí, Dios, estoy atento a la guía que me dirige y hace mi camino seguro.
Tú, querido Dios, eres la luz que alumbra mi camino. Tu luz me da el discernimiento y la comprensión que me ayudan a tomar decisiones sabias.
Dios, Tú eres mi fuente de sabiduría. Tu espíritu me guía, Tu amor me envuelve y Tu luz me inspira.

Afirmaciones de guía
La presencia de Dios en mí es mi compañía constante que me guía a tomar buenas decisiones.
Con Dios como mi guía, me acerco más cada día al logro perfecto.
Al volverme a mi interior para escuchar el consejo de Dios, recibo guía y sabiduría divina.
Con el corazón abierto a Dios, soy inspirado a la acción correcta y soy dirigido a mi bien.
La luz de Dios despeja mi camino a medida que llena mi mente de sabiduría, inspiración y comprensión.

Oraciones y afirmaciones por Arminia Interior...

Oraciones y afirmaciones de armonía:

Oraciones de armonía
Gracias, Dios, por haberme hecho parte de los acordes y elementos de armonía. Mi gratitud es un preludio a la sinfonía de Tu amor que resuena en mí.
Tu amor, querido Dios, llena mi corazón y mente, guía todos mis pensamientos y acciones, y crea armonía en mis relaciones personales.
Querido Dios, Tú eres el amor en mí, el amor que toca los corazones de todos aquellos que conozco y que trae armonía y paz en toda relación personal. Gracias, Dios.
En Tu presencia, Dios, encuentro un nuevo sentido de armonía con la cual puedo vivir, amar y bendecir a otros.
Dios, Tu luz amorosa llena mi vida de paz. Gracias por guiarme a la luz de la comprensión, aceptación y amor.

Afirmaciones de armonía
El amor de Dios es la armonía vibrante que canta en mi corazón.
Confío en que el amor de Dios guía mis pensamientos, palabras y acciones y me dirige a establecer relaciones personales armoniosas.
Soy un instrumento de la paz de Dios, y demuestro amor y armonía en toda relación personal.
Dios en mí es amor. Expreso este amor como paz, unidad y armonía.
Pongo cualquier sentimiento de discordia bajo la luz pura del amor de Dios, y se disuelve en nada.

Oraciones y afirmaciones por Paz Interior...

Oraciones y afirmaciones de paz interna:

Oraciones de paz interna
Abro mi corazón a Ti, querido Dios, y permito que Tu paz llene mi ser. En Tu presencia, siento paz, serenidad, confianza y fortaleza.
Siento calma bajo Tu cuidado amoroso, querido Dios, y entrego todas mis inquietudes a Ti, sabiendo que me apoyas y sustentas en todo lo que hago.
Dios, al mantener mi corazón y mente centrados en Ti, siento que Tu paz infunde mi ser entero dándome serenidad y seguridad.
Amado Dios, Te entrego todo sentimiento de confusión. En la comodidad de Tu presencia, siento alegría y serenidad.
Dios, Tu presencia me calma y tranquiliza todo a mi alrededor dirigiéndome a un lugar de perfecta paz. Al centrarme en Tu presencia serena, dejo ir toda inquietud y me siento protegido por Tu amor.

Afirmaciones de paz interna
El amor de Dios calma mis pensamientos y me infunde paz de mente y corazón.
Siento serenidad y seguridad en la presencia de Dios, y mi corazón está sereno.
La presencia de Dios en mí es mi centro de perfecta paz. Siento confianza y calma, sabiendo que Dios me acompaña siempre.
Dios en mí es mi constante fuente de paz y fortaleza.
Me relajo, entrego todo pensamiento ansioso y descanso tranquilo en la presencia de Dios.

Oraciones y afirmaciones por la Prosperidad...

Oraciones y afirmaciones de prosperidad:

Oraciones de prosperidad
Gracias, Dios, por Tu espíritu amoroso en mí que prospera y bendice mi vida.
Dios, Tú eres mi fuente de vida abundante. Pongo mi confianza en Ti, sabiendo que Tú me guiarás y multiplicarás mis bendiciones.
Gracias, Dios, por Tu sabiduría que me llena de ideas prósperas y Tu presencia todo proveedora que asegura provisión abundante para cada necesidad. Mi vida se enriquece en todo sentido.
Tú eres mi fuente, querido Dios, y en Tu presencia se satisface toda necesidad. Gracias por Tu bondad que me bendice y bendice a aquellos que amo.
Dios, Tu amor llena mi corazón y atrae hacia mí todo lo bueno. Gracias a Tu sustancia ilimitada vivo una vida abundante.

Afirmaciones de prosperidad
El espíritu creativo de Dios en mí enriquece mis pensamientos. Estoy lleno de entusiasmo y mi vida es próspera.
Soy un ser espiritual, heredero de la abundancia del reino de Dios. Mi vida prospera y se enriquece.
Doy gracias por las ideas prósperas de Dios que me inspiran a vivir una vida gratificadora y plena.
Soy una creación amada de Dios, y confío en Su provisión que satisface todo buen deseo.
La presencia de Dios está en mí y a mi alrededor. Disfruto de vida y energía creativa, me despierto con ideas prósperas y soy receptivo al bien ilimitado.

Oraciones y afirmaciones de Curacion...

Oraciones y afirmaciones de curación:

Oraciones de curación
En la quietud de Tu presencia, Dios, siento que Tu vida sanadora fluye en mí, trayendo paz a mi mente y energía a mi cuerpo.
Envuelto en Tu poderoso amor sanador, Dios, experimento salud y perfección de mente, cuerpo y emociones.
Gracias, Dios, por Tu vida sanadora que se encuentra en todas las células de mi ser, fortaleciéndome y restaurándome a perfección.
Querido Dios, Te entrego toda inquietud en cuanto a mi salud. Confío en que Tu amor sanador y Tu presencia dadora de vida me renuevan.
Querido Dios, estoy receptivo a Tu poder sanador. Tu luz y vida vigorizan cada célula de mi ser y siento agradecimiento.

Afirmaciones de curación
Con corazón receptivo al amor renovador de Dios, acepto mi curación ahora.
Soy saludable y fuerte porque estoy unido a la presencia sanadora y revitalizadora de Dios.
He sido creado a la imagen de Dios, bendecido con vigor y perfección.
El poder de Dios me sustenta y bendice con perfecta salud.
Tengo acceso inmediato al poder sanador de Dios en mí. Tengo salud y bienestar de mente, cuerpo y espíritu.

Afirmaciones para Octubre...

Afirmaciones:
Paz interna:
Al dar expresión a la paz de Dios en mí, siento calma y serenidad.
Guía:
El espíritu divino me guía a la decisión correcta y a la acción apropiada.
Curación:
En unidad con la presencia sanadora de Dios, disfruto de salud y bienestar.
Prosperidad:
La abundancia de Dios me bendice y me satisface.
Paz mundial:
El amor de Dios en nuestros corazones establece armonía en nuestro mundo.

Meditacion para Rejuvenecer...

Rejuvenecer:

Orar es una experiencia gozosa y enriquecedora. Al orar, nos volvemos conscientes de la presencia de Dios, y abrimos nuestros corazones a una experiencia sagrada y revitalizadora. Encontramos refugio del mundo externo en este sito sagrado en nosotros, y todas nuestras preocupaciones se desvanecen.
Toma tiempo ahora para descansar y aquietar tu mente en el santuario de la oración:
Querido Dios, en comunión sagrada, acudo a Tu presencia en mí la cual me sana y renueva. Tu espíritu de amor y paz fluye en mí y en mi vida y todas mis relaciones personales.
Qué paz más profunda siento en Tu presencia, querido Dios. Contigo, sé que todo está bien en mi vida y en el mundo. Toda criatura viva, toda creación, está bajo Tu cuidado tierno y amoroso.
Tú eres la expresión de orden que reina en todas partes del universo, y sé que Tu amor envuelve todo. Al contemplar eso, siento serenidad.
Gracias, querido Dios, por esta serenidad preciosa. La paz, dulce paz, fluye por todo mi ser, y me complazco en el gozo que me ofrece este momento de oración silenciosa...
Dios es mi luz y fuente infalible de guía en todo momento.
Dios, Tú eres la luz en mi camino. Cuando necesito guía, acudo a Tu presencia en mí la cual llena mi mente de discernimiento e inspiración. Tu luz me guía, y tomo decisiones que me llevan a experiencias satisfactorias.
Me conforta saber que, sin importar la decisión que tome, Tu luz infalible ilumina mi camino.
Contemplo ahora la senda iluminada delante de mí al acudir a Ti en el silencio de la oración...
Me uno a la vida sanadora de Dios y me renuevo en mente y cuerpo.
Consciente de nuestra unidad, Dios, sé que Tú eres la fuente de todo ser, de toda vida. Tu presencia me consuela. Tu vida me llena y fluye por todo mi ser, sanando mi mente, mi cuerpo y mis emociones.
Me veo en la luz espiritual de la verdad y sé que la vida que me anima es Tuya. Consciente de esto, manifiesto salud perfecta.
La salud es mía por medio de Tu presencia amorosa, querido Dios, y doy gracias al volver al silencio de la oración...
La presencia de Tu amor me prospera y bendice.
Descanso consciente de Ti, Dios, y veo la naturaleza infinita de Tu ser, la cual incluye provisión abundante. Recibo todo lo que necesito por medio del fluir eterno de Tu sustancia.
Dios, Tú eres mi fuente ilimitada y Tu amor todo proveedor me bendice. Veo la abundancia de Tu amor por todas partes, y confío en Tu amor eterno.
En este momento callado de oración y meditación, doy gracias por Tu abundancia...
La presencia de Dios me llena de gozo.
Querido Dios, me maravillo de cuánto significas para mí. Tu presencia amorosa es mi paz. Tu luz resplandeciente es mi guía, Tu vida divina es mi salud, y Tu sustancia infinita es mi provisión.
Pero más que eso, Dios, aprecio mi unidad contigo. Sabiendo que Tú y yo somos uno, me lleno de gozo y satisfacción. Contemplando esta maravilla y felicidad, descanso una vez más en el silencio de la oración...
Al poner fin a este tiempo sagrado de oración y meditación, doy gracias por mi unidad con Dios y por Su actividad amorosa en mi vida. Concluyo estos momentos sagrados orando la “Oración de protección”:
La luz de Dios me rodea; el amor de Dios me envuelve; el poder de Dios me protege; la presencia de Dios vela por mi. ¡ Dondequiera que estoy, está Dios!

Meditacion sobre el Despertar.

Despertar:

Así como el sol, nos muestra el nuevo día, el espíritu de Dios en nosotros, nos muestra la gloria divina en toda creación. Esta gloria, en nosotros y alrededor de nosotros, está presente en toda situación.
Al centrar tu corazón en Dios, puedes calmar los pensamientos y contemplar la maravilla de toda creación y tu unidad con ella. Respira profundamente, ponte cómodo y suelta poco a poco las preocupaciones del día. Tu único propósito en este momento es sentir la tranquilidad de la oración y mantener estas palabras en tu corazón:
Querido Dios, me despierto a Tu espíritu en mí, y veo Tu presencia activa en toda creación.
Dios, los momentos que paso en comunión contigo son verdaderamente una bendición. Durante estos momentos, abro mi mente y corazón y me armonizo con Tu espíritu de paz en mí.
Al reconocer cada vez más Tu espíritu de paz, un nuevo sentido de tranquilidad me llena. Estoy consciente de la serenidad de Tu presencia moradora, sosteniendo y apoyándome siempre.
Nada perturba la paz de mi alma cuando paso tiempo en oración silenciosa contigo...
La luz guiadora de Dios me envuelve.
Querido Dios, en la misma manera en que los tibios rayos del sol abrazan la Tierra, Tu espíritu de amor me abraza.
Durante este tiempo sagrado, encuentro paz en Ti, y siento la seguridad de que Tu sabiduría me ilumina... me calma... me guía.
Al sentir el calor de Tu luz, me despierto en mente y espíritu. Abro mi mente a Tu sabiduría y a las respuesta que Tú me revelarás en el momento apropiado.Te entrego toda preocupación, querido Dios, consciente de que Tú me guías suavemente hacia experiencias maravillosas que me satisfacen.
Mantengo calma y tengo confianza, sabiendo que todo lo que guardo en mi corazón está bajo Tu cuidado y que todo está bien al compartir contigo en el silencio de la oración...
El espíritu sanador de Dios en mí restaura mi energía y vitalidad.
Al seguir orando, mi mente se tranquiliza, mi cuerpo se relaja, mi corazón se llena del gozo de saber que Tu espíritu, Dios, está activo en mí. Sintiendo aún más tranquilidad ahora, descanso en la poderosa y constante presencia de Tu espíritu sanador.
Soy Tu creación divina. Tú me creaste para vivir en paz e integridad, para experimentar energía y vitalidad. Esta verdad sagrada me aviva, y reconozco la perfección de Tu espíritu.
Tu espíritu glorioso fluye por cada parte de mi cuerpo, dándome energía, revitalizándome, llenándome de paz.
Con la seguridad de que la curación ocurre en mí y en aquellos por quienes oro, respiro Tu espíritu de vida y siento Tu actividad sanadora en lo más profundo de mi ser al regresar al silencio de la oración...
El espíritu todo proveedor de Dios me prospera.
Tú, querido Dios, bendices toda creación al proveer la sustancia necesaria para medrar y crecer.
En este momento devoto, reconozco Tu espíritu todo proveedor. Lo siento en mí... Lo veo obrando en mi vida, y estoy en paz.
Con fe, acudo a Ti, querido Dios, para todo lo que necesito. Tú me llenas de esperanza y paz. En lo más profundo de mi corazón, sé que Tú me cuidas y que bendices todo asunto en mi vida. Me das la seguridad de Tu amor y properidad.
Gracias, por ser la fuente de mi bien, la fuente constante y amorosa de mi provisión. Con agradecimiento, paso un momento en oración silenciosa...
Al terminar este tiempo de oración, doy gracias por el despertamiento espiritual que ha ocurrido en mí. Estoy consciente de que el espíritu de Dios, Su espíritu glorioso en mí, sigue obrando en mi vida mientras oro la “Oración de protección”:
La luz de Dios me rodea; el amor de Dios me envuelve; el poder de Dios me protege; la presencia de Dios vela por mi. ¡ Dondequiera que estoy, está Dios!

www.unityenlinea.com

Meditacion para el mes de Octubre.

Meditacion Mes de Octubre.

No soy yo, sino el Cristo en mí quien hace la obra.

¡Que experiencia tan sagrada nos brinda unirnos con corazones alrededor del mundo para dirigir nuestra atención a Dios! Nuestros pensamientos se llenan de paz a medida que oramos juntos y caminamos por un sendero sagrado —un sendero de amor divino, el cual nos une unos con otros y con Dios.
El amor divino despierta en nosotros una visión de bien. A medida que nos retiramos de las actividades del día, mantenemos una visión de paz, sabiduría, vitalidad y abundancia para nosotros mismos y todas las personas a quienes mantenemos en oración.
Al dar expresión a la paz de Dios en nosotros, sentimos calma y serenidad.
Al prepararnos para este momento callado, respiramos profundamente, conscientes del amor divino. Con cada aliento, permitimos que la presencia de Dios nos bañe con Su amor.
Este amor nos sosiega y nos ayuda a dejar ir cualquier pensamiento inquietante. Inmersos en el amor divino, sentimos calma y seguridad al unirnos con esta presencia dadora de paz que vive en lo profundo de nuestras almas y nos mantiene fuertes y confiados a medida que transitamos por el camino de la vida. Con nuestra atención centrada en el amor consolador de Dios, hacemos una pausa y oramos…
El espíritu divino nos guía a la decisión correcta y la acción apropiada.
Descansamos más profundamente ahora en la presencia de Dios y tomamos conciencia de este espíritu de amor en nosotros —una chispa divina de iluminación— que disipa cualquier incertidumbre o indecisión. Con pensamientos centrados en el amor divino, abrimos nuestros corazones y mentes a las soluciones sabias y recibimos nuevas comprensiones que nos permiten tomar las decisiones correctas.
En estos momentos callados de reflexión, permitimos que el amor guiador de Dios ilumine el camino ante nosotros. Descansamos ahora, receptivos a la sabiduría, comprensión y dirección divinas al orar…
En unidad con la presencia sanadora de Dios, disfrutamos de salud y bienestar.
Dirigimos nuestros pensamientos ahora a la presencia moradora de Dios y despertamos a una conciencia más profunda de la vida divina. Inmersos en esta presencia, dejamos ir cualquier pensamiento de imperfección, conscientes de que somos sanos, libres e íntegros.
En la quietud, sentimos cómo la actividad restauradora de la esencia de vida en nuestros cuerpos templos. Visualizamos nuevo vigor, energía y vitalidad, dando gracias por el proceso que tiene lugar —renovando cada célula, tejido, y órgano. Al descansar en el silencio ahora, confiamos en la presencia sanadora y moradora de Dios…
La abundancia de Dios nos bendice y nos satisface.
Estamos receptivos al amor abundante de Dios. Este amor es una fuente divina que nos bendice con ideas creativas y provisión abundante.
En silencio, invitamos al amor divino a que satisfaga y prospere nuestras vidas. Al dejar ir cualquier pensamiento de escasez, damos gracias por la inspiración y comprensiones que atraen ricas bendiciones hacia nosotros.
Afirmamos prosperidad para todos, con agradecimiento por las muchas maneras en que el amor divino enriquece a cada persona.Permitimos que nuestros sentimientos de gratitud aumenten al hacer una pausa ahora y deleitarnos en la multitud de posibilidades de bien que nos aguardan y oramos…
El amor de Dios en nuestros corazones establece armonía en nuestro mundo.
Somos seres amados de Dios. Fuimos creados en amor y vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser en el amor divino. Este amor nos vincula tanto con las personas cercanas a nosotros como con aquellas en los rincones más recónditos del mundo.
Al afirmar paz mundial, sabemos que cada persona tiene amor para compartir y para mostrar el camino hacia la armonía y la paz. Visualizamos a los habitantes y líderes de nuestro planeta gobernados por el amor divino, viviendo en armonía y expresando sabiduría y compasión en cada pensamiento, palabra y acción.
Manteniendo esta visión en mente y corazón, descansamos y oramos ahora…
El amor de Dios vive en nosotros siempre como fuente de fortaleza interna, luz guiadora, energía sanadora y poder prosperador. Al prepararnos para regresar a las actividades diarias, nos preparamos para avanzar en nuestros caminos con la intención de permitir que estas cualidades resplandezcan por medio de nuestros pensamientos, nuestras palabras y acciones. ¡Qué manera tan maravillosa de bendecirnos unos a otros y al mundo!
Con corazones despiertos al amor divino, oremos la “Oración de protección”:
La luz de Dios nos rodea; el amor de Dios nos envuelve; el poder de Dios nos protege; la presencia de Dios vela por nosotros
Dondequiera que estamos, está Dios!

www.unityenlinea.com
Búsqueda personalizada
Se ha producido un error en este gadget.

Interpretación de sueños

Seguidores

Votacion en Ojo Mistico

Votar por mi sitio.

Sudoku

Biorritmo

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

National Geographic POD

Has podido encontrar notas interesantes?

Loading...

Datos personales

Cali, Valle del cauca, Colombia
Para todos ustedes con mucho cariño..... Disfruten este sitio...