Buscar este blog

miércoles, 25 de marzo de 2009

Felicidad. El arte de pensar (segunda parte).

Autor: Asitóbulo Marín.

Presentación del curso


Ve en busca de esa ansiada felicidad y éxito personal cambiando tu manera de ver la vida y elevando tu autoestima. Descubre hoy las maneras para ser mejores cada día. Olvida las malas experiencias y aprende a vivir el hoy apreciando lo que la vida te ofrece. Aprende a lidiar con la adversidad reforzando la amistad, el buen ánimo, la aceptación de los defectos propios y ajenos, y el dominio propio.

Capítulo 1:

 Trabajar para crecer

Compartamos: Trabajemos para crecer

Las buenas cosas hay que cuidarlas. Si la perfección solo le pertenece a Dios, el trabajo por ser cada día mejores, es patrimonio de la condición humana.  Las herramientas se nos dan y con ellas la capacidad de ir adquiriendo la maestría para utilizarlas cada vez mejor. No importan las limitaciones que físicamente o, incluso mentalmente aparezcan...

Siempre se presenta la oportunidad de buscar mecanismos compensatorios para que cada vida tenga la opción de ser útil y llena de sentido. La humanidad encuentra consuelo y esperanza cuando reconoce los logros de personas que, a pesar de padecer enfermedades o discapacidades, logran llegar a la cúspide de sus seños y además hacen de su vida un testimonio de superación y amor. Y ahí radica el gran secreto: el amor por sí mismoel amor a los demás y el amor por lo que se hace.
 
Las personas que así caminan son capaces de disfrutar de una espiritualidad muy limpia y con ello, de un diario caminar agradable y fructífero. Sin embargo, siempre existe la contraparte. La capacidad y la inteligencia al servicio de la destrucción y la rabia. Existen entonces personas incapaces de vivir la armonía de su prójimo. Sus vidas transcurren matizadas por el chisme y la intromisión. Su mejor arma es la calumnia y su caldo de cultivo es la limitación que en sus almas se ha ido desarrollando hasta el punto de llevarlas a la alergia a las buenas cosas de los demás.

En esa categoría caen y se van enrolando los egoístas, los tramposos, los manipuladores y muchos otros personajes que maquillan su imagen, rezan, emiten discursos prolijos, escriben en medios de comunicación, sacan sus voces al aire a través de micrófonos que todo lo aguantan, mantienen la sed de reivindicación y venganza a flor de piel y mueren de rabia cuando se topan con personas que no logran enrolar en su triste y mezquino estilo.
 
Afortunadamente en el mundo es ancho y ajeno, como escribía Ciro Alegría. Todo es susceptible de revisarse y corregirse. La inteligencia y la herramienta se pueden armonizar de tal manera que solo trabajen para hacer el bien y esa oportunidad la tiene cualquiera aunque en el pasado haya cometido muchos errores. Por eso Dios nos dotó de otra posibilidad: la nobleza y la capacidad de perdón y, además nos da un regalo inmenso y lleno de nuevas posibilidades, llamado futuro. No tizne la posibilidad de un buen mañana con las manchas del ayer.

No impute a otros y al mañana sus fracasos del ayer, sus dolores, sus prevenciones. No llene de obstáculos el camino que aún no ha recorrido. No siga cometiendo los mismos desafueros que movieron a su corazón cuando estaba en la tormenta... Todo tiene un mañana y el perdón es una puerta que se abre para hacer el camino más fácil; pero cada cual es responsable de su camino, de sus decisiones y de la manera como lo quiera afrontar: encadenado al ayer y sus secuelas o enriquecido por el ayer y su aprendizaje. Por eso, no maltrate las cosas buenas que hoy le llegan, no las decore con los falsos adornos del pasado y obviamente, no permita que su vida se vaya contaminando de las amarguras irreconciliables de otros.
 
No hay peor dolor y nada que genere más agresividad que la injusticia ni peor error que ver en la cara de la gente honesta, el rostro de la gente inadecuada. Cuide las cosas buenas que tiene y eso incluye la responsabilidad que lo acompaña para mantener su vida alejada de lo inadecuado. Dios es el único Ser perfecto y los hombres tenemos la opción de ir creciendo, no de ir decreciendo.

Capítulo 2:

 Puntualidad

Enredados / Ojo con la puntualidad 

Al Padre Pascual le estaban haciendo su cena de despedida por 25 años de trabajo en una parroquia. Un político miembro de la comunidad fue invitado para dar un breve discurso. Como el político tardaba en llegar, el sacerdote decidió decir unas palabras para llenar el tiempo.

"Mi primera impresión de la parroquia la tuve con la primera confesión que me tocó escuchar. Pensé que me había enviado el Obispo a un lugar terrible, ya que la primera persona que se confesó me dijo: Que se había robado un televisor, que les había robado dinero a sus papás, que había robado también en la empresa donde trabajaba, además de tener aventuras sexuales con la esposa de su jefe. También en ocasiones se dedicaba al tráfico y a la venta de drogas.

Me quedé asombrado, asustadísimo... pero cuando transcurrió un tiempo, fui conociendo más gente y vi que no eran todos así, vi una parroquia llena de gente responsable, con valores, comprometida con su fe. Y así he vivido los 25 años más maravillosos de mi sacerdocio".

Justamente en ese momento llegó el político, por lo que se le dio la palabra.  Por supuesto, pidió disculpas por llegar tarde y empezó a hablar diciendo:

"Nunca voy a olvidar el primer día que llegó el Padre a nuestra parroquia... de hecho, tuve el honor de ser el primero que se confesó con él...".

Moraleja: ¡nunca llegues tarde! La puntualidad es un hábito valioso.

Reconcíliate con la vida tal como es ahora.y............ACTUA

Vive y acepta tus circunstancias. Dios te hizo tal como eres y te colocó donde estás. No pierdas las oportunidades que se te están presentando. Sólo vivimos un día ¡Hoy!

¡Amo a quienes anhelan lo imposible!

Capítulo 3:

 Reflexiones

Todos los días debemos dar más de lo que se espera de nosotros.

El hombre puede modificar su vida, cambiando su actitud hacia ella.

Vale más hacer algo y fracasar que no hacer nada y quejarse.

El único fracaso auténtico está en no empezar.

Empieza por hacer lo necesario, luego lo que es posible, y pronto te encontrarán haciendo lo imposible.

Lo difícil lo hacemos inmediatamente, lo imposible se demora un poquito.

Cuando más hacemos, más podemos hacer.

Es más saludable no esperar nada y hacer lo que se pueda, que entusiasmarse y no hacer nada.

Muchas cosas se juzgan imposibles antes de que estén hechas.

Nadie sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta.

Todo lo que viniere para hacer, hazlo según tus fuerzas.

Quien desea comer la nuez debe primero romper la cáscara.

No basta tener grandes cualidades, hay que saber emplearlas.

Piensa antes de obrar y no comiences nada antes de haber consultado las circunstancias bien a fondo.

Y a cualquiera que te cargare por una milla, ve con él dos.

Cada cual da de lo se exige.

No hay nada que el hombre no pueda hacer si lo quiere con bastante resolución.

Las personas podrán dudar de tus palabras, pero creerán en tus acciones.

Sólo sacaremos un pez grande si lanzamos el anzuelo.

Lo que capta nuestra atención determina nuestra acción.

Un hombre descuidado con el martillo jamás construirá un palacio.

Actúa de tal modo que todo lo que hagas aumente la estima y el respeto hacia ti mismo.

Desafíate a ti mismo. Llega hasta donde no puedas.

Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada.

Capítulo 4:

 Adversidad

ADVERSIDAD 

Un hombre de carácter podrá ser derrotado, pero jamás será destruido.

Si estás triste ríe, llorar es demasiado fácil.

Para sanar, tiene que doler primero.

La adversidad es una gran cosa, se conoce uno a sí mismo y conoce a los demás.

No existe problema sin solución.

Nuestro único deber es siempre seguir adelante.

Nada es imposible a menos que uno esté de acuerdo en que lo es.

La vida, por muy dura que se ponga a veces, se ve mejor desde detrás de una pequeña sonrisa.

A veces no nos dan a escoger entre las lágrimas y la risa, sino sólo entre las lágrimas. Entonces hay que decidirse por las más hermosas.

No te entregues si pierdes una batalla, se necesitan muchas para ganar la guerra.

Ningún hombre que lo permita será derrotado.

Nadie puede ser valiente en la vida si sólo le han sucedido cosas maravillosas.

Las grandes pruebas nos preparan para los grandes triunfos.

Tenemos que rechazar todo aquello que nos limite.

Las dificultades no son tales, cuando las enfrentamos con inteligencia.

Los problemas son cobardes, cuando les hacemos frente huyen.

Hallaré un camino o me lo abriré.

Las dificultades prueban el valor del hombre.

Si cierras la puerta a todos los errores dejarás afuera a la verdad.

Mucho de vuestro dolor es elegido por vosotros mismos.

La soledad es estar rodeado de gente y acordarte de lo que te hace falta.

Todo lo que duele, nos fortalece y cada lágrima nos lleva a una verdad.

Si la vida te da sólo motivos para llorar, demuéstrale razones para sonreír.

Las espinas más agudas a menudo producen las más suaves rosas.

Cada hombre lleva dentro de sí la imagen de Dios, a pesar de los límites y las derrotas del espíritu humano.

Si una espina me hiere, me aparto de la espina... pero no la aborrezco.

Las heridas más profundas son las que no se ven.

No puede el hombre sentirse mal sin su propia aprobación.

A menudo se hiere más con la palabra que con un arma, esta atraviesa el cuerpo pero aquella el alma.

Los recuerdos buenos duran mucho tiempo, los malos mucho más.

Quien hace mal a su prójimo, antes se hizo daño a sí mismo.

Nadie puede amar sus cadenas, aunque sean de oro puro.

Capítulo 5:

 La amistad

AMISTAD 

Sólo los honestos pueden tener amigos.

Mi amigo no me obliga, pero me aconseja. No se molesta, pero me hace entender.

No me anima, pero me enseña a ser feliz y no me dice que es mi amigo, pero me da toda su amistad.

Un amigo no es el que te seca las lágrimas, sino el que evita que las derrames.

Un amigo que deja de serlo, es que no lo fue nunca.

Amigo no es el que llega primero, sino quien se va de último.

El amigo es como la sangre, aparece en la herida sin ser llamada.

Ayuda a tu hermano a cruzar el río y verás que tu también llegas a la orilla.

La razón de que un perro tenga tantos amigos es que mueve la cola y no la lengua.

Un amigo viene a tiempo, los demás cuando tienen tiempo!

Debemos escribir en la arena las faltas de nuestros amigos.

Es más fácil perdonar a un enemigo que a un amigo.

Un amigo es un regalo que nos hacemos a nosotros mismos.

Al amigo no lo busques perfecto, búscalo amigo.

En la prosperidad nuestros amigos nos conocen, en la adversidad conocemos a nuestros amigos.

Sé lento para escoger un amigo y más en cambiarlo.

Ríe y el mundo estará contigo, llora y estarás sólo.

Amigo es aquel que adivina cuando tenemos necesidad de él.

Sólo damos de verdad cuando nos damos a nosotros mismos.

Probad al amigo antes de abridle vuestro corazón.

El que pudiendo ayudarte te aconseja no es tu amigo.

Todo el  mundo desea tener un buen amigo, pero pocos se preocupan por serlo.

No te hagas demasiado amigo de nadie, tendrás menos alegrías, pero, también menos penas.

No sabrás quien es tu amigo hasta que el hilo se rompa!

Ayuda a tus amigos a levantar su carga, pero no se las lleves.

No conocemos a los hombres cuando vienen a vernos, tenemos que visitarlos para saber cómo son.

Capítulo 6:

 El hoy y el dar

HOY 

Ahora es el momento. No esperes mañana para decirle a alguien que lo quieres.

El tiempo no espera por nadie... así que deja de esperar. Vive tu hoy.

Disfruta de este día como si fuera el último, tal vez lo sea.

Mi tesoro es hoy, el mañana no ha nacido y el ayer ya murió.

Hoy es que debo actuar, lo que tenga que hacer mañana, lo haré mañana.

El futuro nos tortura, y el pasado nos encadena. He aquí porque se nos escapa el presente.

Ahora es el único momento que realmente tenemos. No asesinemos el presente.

El mirar el pasado, debe implicar el recoger y apreciar toda la sabiduría, la veracidad, la belleza y todas las fuentes de inspiración posibles.

Vive el presente y no el pasado, mira hacia delante y no por el espejo retrovisor.

DAR

Donde quiera que hay un hombre hay ocasión de hacer un beneficio.

Aprende a dar cada uno lo que le toca y a ofrecerla algo más.

Los que dan menos reciben menos.

En la medida que le des a los demás lo que ellos necesitan ellos te darán a ti lo que tu necesitas.

Si tienes tiempo para dedicárselo a alguien, no te quedes allí parado!

La caridad no es darlo todo sino saber dar algo.

Es necesario olvidar el bien que se hace a otro, y sólo tener presente el que se recibe.

La manera de dar importa más que lo que se da.

Bienaventurados los que saben dar sin recordarlo y recibir sin olvidarlo.

Capítulo 7:

 Ánimo (primera parte)

ÁNIMO 

Hombres volved a vivir humildemente, volved a las cosas sencillas de la vida, a la alegría, a la bondad y a la amistad!

Hay que recibir cada mañana con una sonrisa, considerando este nuevo día como una bendición especial de nuestro Creador.

Es preciso florecer allí donde Dios nos ha plantado.

Todo el mundo se equivoca, por eso le pusieron borrador a los lápices.

Sólo hay una forma de disfrutar la vida:  vivirla como si nada fuera eterno.

El mayor de todos los males es creer que los males no tienen remedio.

Seamos como los ríos que renuevan constantemente sus aguas.

Habrá muchas veces que tengas que vencer la oscuridad, aún sin luz.

Me daría por vencido, pero ahora no tengo tiempo.

Lo interesante del desierto es que oculta un pozo en alguna parte.

Una persona que piense que lo que hace es importante lo hará mejor.

Hay que considerar lo bueno que uno tiene.

Cuenta tus bendiciones y te sorprenderás!.

Toma las cosas por el lado bueno.

Somos lo que pensamos.

Goza de la vida, sin hacer comparaciones.

Tienes un pincel, tienes los colores pinta tu paraíso y entra en él.

Hay que dejar las propias acciones hablen por uno.

Debemos vivir este día como si fuera el último.

Los hombres son capaces de obrar milagros cuando tienen fé.

Usted es alguien especial y debe actuar como tal.

Capítulo 8:

 Ánimo (segunda parte)

No se puede sobrepasar a alguien cuando se le siguen los pasos.

Sólo hay una forma de disfrutar la vida: vivirla como si nada fuera eterno.

El mayor de todos los males es creer que los males no tienen remedio.

Seamos como los ríos que renuevan constantemente sus aguas.

Habrá muchas veces que tengas que vencer la oscuridad, aún sin luz.

No olvides los días hermosos, porque si los olvidas no volverán más.

Todos somos arquitectos de nuestros propios destinos.

Cada día debemos prometernos no intentar resolver de una vez todos nuestros problemas.

Y sois como las estaciones y aunque en vuestro invierno neguéis vuestra primavera, la primavera reposando en vosotros, sonríe mientras espera y no se ofende.

Perdemos tanto por culpa del miedo.

El que tiene miedo, sólo recoge migajas.

El mundo es de los que se atreven.

Muchos se equivocan por miedo a equivocarse.

La peor cobardía es saber lo que es justo y no hacerlo.

Valiente es aquel que no toma nota de su miedo.

A veces los peores embusteros son nuestros temores.

No debemos dejarnos aconsejar por el miedo.

El miedo está siempre dispuesto a ver las cosas peores de lo que son.

Ningún temeroso llegó a las altas cumbres.

Sólo se tiene miedo cuando no se está de acuerdo con uno mismo.

Acaba con tus temores antes de que esto acabe contigo.

Capítulo 9:

 El aprecio y los defectos

APRECIAR 

Prefiero saber apreciar lo que no puedo tener, que tener lo que no soy capaz de apreciar.

El principio más profundo del carácter humano es el anhelo de ser apreciados.

El aprecio se consigue más cuando menos se espera.

Si quieres apreciar algo, pues imagínate que lo pierdes.

Lo que cuesta menos se estima menos.

A los demás les gusta como a uno ser apreciados.

Dios nunca te da un sueño sin que se te den también los medios para que lo realices.

Aunque no sepas la explicación, nada ocurre sin razón.

DEFECTOS 

Nuestros defectos nos irritan más, cuando los observamos en los otros.

Cuando estés solo piensa en tus defectos, cuando estés acompañado olvida los de los demás.

Toda persona debería tener un cementerio para sepultar los defectos ajenos.

Antes de lanzarse a criticar un defecto en los demás , cuenta diez tuyos.

El que te habla de los defectos de los demás, con los demás habla de los tuyos.

El orgullo es la máscara de nuestros defectos.

Si me engañas una vez la culpa será tuya. Si me engañas dos, la culpa es mía.

El que quiera estar bien en este mundo, procure no dejarse engañar nunca, pero finja que se deja engañar siempre.

La mentira no engaña sino a quien la dice.

Las mentiras más crueles son dichas en silencio.

Si no conviene no lo hagas. Si no es verdad no lo digas.

El peor embustero es el que juzga tonto a su prójimo.

Un desengaño a tiempo es un don inapreciable del cielo.

Todo hombre tropieza ocasionalmente con la verdad, pero la mayoría continúa su camino.

Capítulo 10:

 Los detalles

DETALLES 

Disfruta de las cosa pequeñas porque tal vez te des cuenta que eran las cosas grandes.

Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta que la vida se compone de cosas muy pequeñas.

Los grandes fracasos nacen por descuidar los pequeños detalles.

Cuán grandes cosas se derrumban por motivos insignificantes.

Sólo los fracasados y mediocres descuidan los detalles.

Qué poco cuestan los pequeños detalles y son los que hacen la felicidad cada día.

En las cosas grandes los hombres se muestran como les conviene, en las pequeñas se muestran tal como son.

Las cosas importantes se presentan bajo la apariencia de detalles y los detalles generalmente pasan desapercibidos.

Quien nos dice que no nos incomodemos por pequeñeces, de seguro nunca ha dormido en un cuarto con un mosquito.

Hemos olvidado como mirar al prójimo, no miramos, ni tocamos ni escuchamos a los demás, estamos tan cerca y sin embargo nos morimos de pura soledad.

Si ves a alguien sin sonrisas regálale una de las tuyas.

La vida es muy corta, aprovecha y dile a alguien lo mucho que significa para ti.

Nunca debemos crecer bajo la sombra de otro.

Si quieres conocer a una persona, no escuches lo que dice, sino lo que calla.

Capítulo 11:

 Dominio propio

DOMINIO PROPIO

Vuelve a ser dueño de ti mismo. Llena tu espíritu de pensamientos alegres, tu corazón de misericordia, dulzura y amor. Tu boca de una sonrisa y todo volverá a ir bien. Controlando el estímulo se controla la respuesta.

¿Quién es libre? Sólo el que sabe dominar sus pasiones.

Es más fácil evadir el primer deseo, que satisfacer los que vienen después.

El que no tiene carácter no es un hombre, es una cosa.

El que domina su cólera, domina a su peor enemigo.

Simplifica tu vida, es más rico aquel que se contenta con menos.

El hombre es rico en proporción a las cosas que puede desechar.

No muerdas el cebo del placer hasta estar seguro que no oculta un anzuelo.

Lo que da valor a un placer es usarlo raramente.

El mal humor no soluciona los problemas.

Nada externo tiene poder sobre mí.

Lo que sabes guárdalo como un reloj de bolsillo y no lo saques para lucirlo o para que los demás escuchen el sonido. Eso es madurez.

Una persona madura es aquello que no estando de acuerdo, no muestra su disgusto.

Creemos que para madurar hemos de ser independientes y no necesitar a nadie. Por eso es que estamos muriéndonos de soledad.

Somos suficientemente maduros, cuando al acercarnos a otros podemos decirles sinceramente, a pesar de sus defectos que los queremos.

Si te aplauden, no presumas hasta saber quién aplaudió.

Capítulo 12:

 El éxito

ÉXITO 

Piensa siempre que lo que has de hacer será fácil, que tendrás éxito y así será.

El sabio sabe recuperarse de sus fracasos ,el necio jamás sabe recuperarse de un éxito.

Los fracasos debemos convertirlos en éxitos, son las enseñanzas de la vida.

Para triunfar en la vida necesitamos: sentir una necesidad, querer algo más de la vida sentir un deseo de superación y estar dispuesto a lograrlo.

No temas los fracasos.  El primero es necesario porque ejercita tu voluntad el segundo puede serte útil.  Si te levantas después del tercero eres un hombre.

El éxito consiste en estar preparado para cuando la ocasión se presente.

La gran reflexión es garantía del buen éxito.

Los grandes éxitos nacen de los grandes esfuerzos.

El éxito lo tiene Dios en sus manos y se lo entrega a quienes se esfuerzan.

Fracasamos porque no sabemos lo que significa fuerza de voluntad.

Los buenos hábitos son la clave del éxito.

Nunca proclamaré mis éxitos.

Jamás me sentiré satisfecho con mis éxitos, puedo hacer más y lo haré.

Bienaventurado el que nada espera, porque nunca sufrirá desengaños.

Lo que se desea más, es preciso esperarlo menos.

Preguntémonos a dónde queremos llegar y qué estamos haciendo por conseguirlo?

Nunca dejes ningún día sin un plan fijo de lo que quieres hacer.

NOTA: Con este capítulo hemos llegado al final del curso.




No hay comentarios:

Búsqueda personalizada
Se ha producido un error en este gadget.

Interpretación de sueños

Seguidores

Votacion en Ojo Mistico

Votar por mi sitio.

Se ha producido un error en este gadget.

Biorritmo

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

National Geographic POD

Has podido encontrar notas interesantes?

Loading...

Datos personales

Cali, Valle del cauca, Colombia
Para todos ustedes con mucho cariño..... Disfruten este sitio...